07 abril, 2014

Camina rápido. Corre lento

Os explico la frase que he puesto antes en facebook. 



Como os decía, hoy me ha venido a la cabeza una reflexión que se resumen en la siguiente frase "Camina rápido y corre lento". 

Voy a tomar esta frase como máxima en mi vida al menos durante un tiempo... hasta que encuentre una mejor básicamente jaja. 

Se puede tomar en sentido literal. Son muy pocos los que pueden caminar y correr rápido durante mucho tiempo. Se acaban cansando y necesitan parar. Incluso los mas entrenados, cuando llevan mucho tiempo corriendo rápido se fatigan y deben parar... y durante un tiempo se los podría comer hasta un caracol con su pequeña rádula. La evidencia es que  las pruebas de mayor velocidad del mundo suelen ser muy de pocos metros de distancia. Llegan rápido... pero no llegan lejos. 

Sin embargo el que camina rápido suele tener fondo y cuando corre lento aguanta mas tiempo. Posiblemente aguante mas tiempo y cuando tenga que parar no se encuentre tan fatigado. Ha llegado lejos, en mas tiempo, pero ha llegado lejos, puede seguir y andará pisando fuerte. 

En un sentido mas figurado me estoy refiriendo a las carreras profesionales. 

Hay gente que comienza rápido, avanza muy ligero y con paso firme... pero nuevamente son muy pocos los que pueden aguantar este ritmo y antes o después se acaban cansando. Este tipo de gente consigue metas muy rápidamente y van por delante de todos y por encima de la media. Nadie puede dudar que son buenos. Pero pasados los años, los éxitos, los sucesos y experiencias la mayoría cae en la cuenta de que ha llegado demasiado pronto a la meta... y después de la meta no hay nada mas que eso, estar en meta... esperar si acaso a que lleguen los demás. No me cabe duda de que en algún momento te fatigas y, o bien no sigues porque no puedes... o porque no quieres. 

Sin embargo si caminas lento, si en los momentos lentos de tu vida en los que no hay mucho que hacer te esfuerzas y caminas mas rápido, seguro que vas obteniendo pequeños éxitos y bagaje. Un fondo de vida que te vendrá muy bien luego. Cuando estés en esos momentos de tu vida en los que parece que nadie espera gran cosa de ti, anda rápido y anda cada día. Así, cuando la vida te de un empujón y la tierra parezca girar más rápido de lo normal... tu tendrás un fondo al que agarrarte y correrás lento.. pero correrás durante mucho tiempo. Sin fatiga, con fondo, con seguridad. 

Idem para las situaciones inesperadas. Haz que tu día a día sea un camino rápido. Haz muchas cosas, esfuérzate en los detalles y no pierdas el tiempo. Camina rápido. Si la vida después te da una sorpresa, te dan un premio, te ascienden y de repente tu actividad es frenética... Correo lento. Tomate esas situaciones con calma porque sabes que puedes hacerlo y generalmente no hay prisa. 

Disfruta del camino, las metas son solo una cinta al final... pero en el camino quedan muchas cosas. Camina rápido y corre lento y en promedio habrás sido constante y eficaz. 

Quien supera un Récord Guinness de velocidad una vez en la vida, solo queda anotado en un libro como curiosidad. Quien anda a ritmo contante durante toda su vida, queda como ejemplo para las siguientes generaciones y será inspiración de mucha gente. 

Se aceptan críticas y apoyos a esta pequeña teoría o filosofía de vida (y mejores ejemplos también jaja)

Buenas noches corredores. 

3 comentarios:

  1. A estas horas no se me ocurre nada ingenioso que aportar, así que solo decirte que me parece una gran reflexión ;)

    ¡Buenas noches!

    ResponderEliminar
  2. Interesante reflexión sí señor...Tiene alguna excepción. En cuanto a las carreras profesionales ya que es el punto donde te has focalizado en mayor medida, te diré que, aunque es cierto que el que va despacito y hace hallazgos buenos se le tiene en consideración...bueno...se le TENÍA en consideración y te explico qué es lo que yo creo que ocurre ahora...al menos en la comunidad científica que, como tu, es donde me muevo algo más (veremos a ver si lento o rápido ;) ). Lo que yo pienso que ocurre hoy día es que llegar el primero es lo que más cuenta. Simple y llanamente. Sí, te pueden faltar experimentos que lo corroboren, algún control...pero aquí no hay segundas oportunidades, a no ser que el primero halla llegado mal, es decir, a un resultado incorrecto o con unas prácticas incorrectas.
    Asumiendo esta base me resulta más sensato correr despacio o andar deprisa todos a una, ir de la mano y no estorbarse. Si para sacar una cosa adelante hay que hacer los experimentos 1, 2 y 3 y hay dos grupos compitiendo por lo mismo, serán 6 experimentos y no 3 los que haya que hacer, con la consiguiente pérdida de tiempo, esfuerzo y dinero. ¿Por qué nadie hace esto que parece tan bonito? Porque hoy día, y volvemos al párrafo anterior, ya no importa generar la idea, el conocimiento, la cura...lo que importa es generarla uno mismo con el fin de sobrevivir es tu profesión. Si lo sacas, brillas y sigues. Si no, poquito a poco te hundes y como te hundes, nadie se fia de ti y no tienes financiación/trabajo. Nos quejamos de los políticos, de que no tienen una actitud de politico, es decir, no miran por el bien del pueblo...pero es que todo el mundo se esta volviendo como ellos en el sentido de que cada vez pensamos más en nosotros, más en lo que vamos a sacar para nosotros y no para los demás. Creo sinceramente que hasta que no cambie este último punto, no va a cambiar nada de lo anterior y, por mucha pena que nos pueda dar, habrá que seguir corriendo deprisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas Jose.

      Precisamente porque no quiero ni me gustaría participar de esta politización de la investigación y de la ciencia en general. Precisamente porque la forma de cambiar una situación no es aceptarlas y seguir las reglas del juego. Precisamente porque creo que se puede hacer algo para cambiar el juego y sus metas. Y si al final el camino me echas de la partida por no seguir las reglas... pues como diría un niño pequeño. No me junto con ellos.

      Creo, como tu, que si una meta requiere 6 experimentos y ambos estamos en la brecha... si tu haces 3 y yo otros 3, los dos llegaremos antes que por separado y con la gracia de no habernos peleado por el camino, ni haber sacado un experimento a medias o una idea cogida con pinzas.

      Igual la clave no esté en corregir la profesionalidad de los corredores de hoy sino en cambiar los gustos por los deportes de los caminantes de mañana. Un poco siguiendo con la idea de Asimov en sus novelas de la fundación... si no se puede hacer nada con este imperio, hagamos lo imposible por marcar un buen camino para que el siguiente sea mejor y mas duradero.

      Y ya te digo, si por el camino me hundo y no me dejan jugar... no pasa nada. Confío en que alguien habrá visto mi ejemplo aunque solo sea de pasada.

      Muchas gracias por comentar compañero.

      Eliminar

Trazas de Comentarios