06 julio, 2012

No me gusta la pinta que tiene esto...

A todos nos preocupa que cuando tengamos hijos, nazcan sanos y crezcan fuertes. Que sean inteligentes y trabajadores y si puede ser que sean guapos, altos, etc. mejor que mejor. Por desgracia no siempre sucede esto y la mayoría de nuestros padres se tienen que apañar con niños feos, no tan inteligentes ni deportistas (Papa, Mama, lo siento...).

Sin embargo, una cosa es que un niño no sea el más guapo e inteligente... (contra eso no hay nada que hacer) y otra que nazca con algún tipo de deficiencia y/o enfermedad. Y en otra cosa no, pero en enfermedades hay una variación y una gama acongojante (que rima con memoria). Veamos algunos casos. 

- Doctor ¡Pero si el niño es azul! , parece un puñetero PITUFO   

¡Bueno vale, el niño tampoco está tan azul!.....pero....y este?

Paul Karason mira a papá pitufo como si no se fiara de el. No me extraña, era el único anciano de su pueblo, ¿Qué hizo con los demás?.

Se trata de dos casos diametralmente diferentes y ambos tienen remedio. 

El caso de los niños cianóticos (cian, azul saturado) o con síndrome de niño azul, se trata de una metahemoglobinemia. Un incremento en el recuento de metahemoglobina, normalmente presente en un 2% en sangre, hasta niveles de 25-30%. Se suele deber a la presencia de elevados niveles de Nitritos en sangre por culpa de la alimentación, que reaccionan con los grupos hemo de la sangre y se pierde la capacidad de transporte de oxígeno. Los niños suelen presentar síntomas de debilidad, respiración rápida, cefaleas, taquicardia, etc. 

Se suele dar en niño de hasta 3 meses de edad porque aún no tienen activas las enzimas que de forma natural se encargarían de revertir la situación y eliminar la metahemoglobina. Puede deberse a una alimentación muy rica en Nitratos, que rápidamente se convierten en Nitritos. Es aconsejable que las mujeres embarazadas y los bebés no consuman pez espada o atún rojo (peces que viven muchos años y acumulan entre otros metales pesado, mercurio y mucho Nitratos). Se desaconseja también que los niños menores de 3 años tomen verduras de hoja como la espinaca, la lechuga, el apio o la acelga. No es muy común, pero por si acaso también se desaconseja chupar la cabeza de crustaceos (suelen acumular muchas sustancias difícilmente asimilables por los niños). 

El caso de Paul Karason (el hombre que se parece a papá pitufo) es un caso muy diferente. Este hombre fue al médico para que le recetaran algo para sus problemas de piel provocados por el estrés. Le recetaron algunos medicamentos a base de compuestos de plata y este hombre decidió que era mejor restregarlos por la piel en abundancia en lugar de tomarlos por ingesta tal y como recomendaba la receta médica. En el caso de este tio, la solución pasa porque se lea el prospecto y no haga el tonto. Aunque imagino que sus problemas de estrés no habrán mejorado mucho visto lo visto. 

- Pero que le pasa al niño, ¡¡¡si parece que lo han escalfado como a los huevos!!!  




Niño con la Enfermedad de Netherton


El hombre con Síndrome de Netherton más famoso del mundo

La enfermedad o síndrome de Netherton es una enfermedad rara que se produce en 1 de cada 200.000 nacimientos. Se caracteriza por el llamativo color rojo de la piel y la aparición de ictiosis (o piel de pescado). Suelen presentar dermatitis atópica, Tricorrecxis y pelo de bambú (pelo escaso, quebradizo y que se cae en todo el cuerpo). La sintomatología posterior es muy variable, pasando desde problemas intestinales y de malabsorción hasta coma. No hay un tratamiento para la enfermedad salvo para paliar los síntomas y aún no se conoce a que se debe. 


- Te dije que eres un antiguo, por tu culpa hemos tenido un niño en blanco y negro -  


El síndrome de niño gris es más bien un síntoma de depresión de la médula ósea por una intoxicación con Cloranfenicol. El Cloranfenicol es un antibiótico utilizado para luchar sobretodo contra los estafilococos. Sin embargo, tiene efectos secundarios tan negativos (depresión medular y neoplasias) que solo se usa para luchar contra las fiebres tifoideas. 


Existen dos tipos de depresión medular, una dependiente de la dosis (Intoxicación que remite al dejar de administrar el antibiótico o en el caso de niños pequeños, la deficiencia de la enzima glucuroniltransferasa es la responsable del llamado síndrome de niño gris) o bien la independiente de la dosis, que puede producir anemia aplásica y es irreversible. Existen además problema de resistencia al antibiótico, gracias a un gen muy gatuno. El de la cloranfenicol acetiltransferasa (cat). Gracias a este gen, las bacterias se vuelven resistentes al antibiótico. En este caso no suele tampoco producir problemas a los pacientes... pero no es útil igualmente. 




¡Donde coño está el niño gris... te voy a dar una hostia que te vi´a matá!


Bueno, por hoy ya está bien. Otro día os traigo niños peludos, cíclopes y otras cosas extravagantes que nos depara la bioquímica y la genética humana .