31 enero, 2012

La importancia de las pequeñas cosas

Hoy traigo una reflexión profunda sobre las cosas pequeñas; y es que en ocasiones, lo más pequeño y nimio puede provocar grandes cambios en muchos sentidos. Dedicaré esta entrada a la Ubicuitina.

En su momento puse una adivinanza en la cabecera del blog con la imagen de una proteína, y pregunté si alguien sabía que proteína era y con que procesos estaba relacionada.


La primera en contestar fue Elena, que no muy segura de su respuesta me indicó el nombre “Ubicuitina” y que era algo de etiquetas o algo así. En su honor hago hoy la entrada. Gracias Elena.

La Ubicuitina es una pequeña proteína de 76 aminoácidos que además es muuuuy parecida en todos los eucariotas (No esta presente en bacterias ni arqueas). Se caracteriza por tener 7 residuos Lisina muy importantes para su función y en el caso de humanos está codificada por 4 genes diferentes (UBA52, RPS27A, UBB y UBC). Los dos primeros que codifican copias de ubiquitina que serán unidas a proteínas ribosómicas y los dos últimos codifican precursores de poliubicuitina.

Para que nos entendamos, digamos que la ubicuitina es una especie de velcro molecular que se une a otras proteínas y les dice que deben ser retiradas de la circulación. Son literalmente etiquetas de degradación de otras proteínas (proteólisis).

Cuando una proteína ya ha llevado a cabo su función, o su concentración es muy elevada o por cualquier razón debe desaparecer de la escena citoplasmática o de la membrana, se le invita amablemente a que se large enganchándole del culo un cosa como esta. 

Imagen conseguida con el programa SwissPDBViewer -4.03- de la proteína 1XD3.pdb. Resalto en modelo de bolas la Glycina 75.

El proceso de ubicuitinación, es un proceso por el cual una molécula o varias de ubicuitina se unen a una proteína para trasladarla al proteasoma, donde debe de ser degradada.

La ubicuitinización es un proceso enzimático de modificación post-traduccional de proteínas en el cual el ácido carboxílico de la glicina terminal de la ubicuitina (que encontramos como di-glicina en la ubicuitina activada) forma un enlace amida con el grupo amino épsilon de la lisina en la proteína modificada. El proceso de marcar una proteína con ubicuitina (ubicuitinización) consta de una serie de pasos:
1.     Activación de la ubicuitina: la ubiquitina es activada en una reacción de dos pasos por una enzima activadora de ubicuitina en un proceso que requiere ATP como fuente de energía y la liberación de AMP.
2.     Transferencia de la ubicuitina del centro activo del E1 a una enzima E2 de conjugación de ubicuitina a través de una reacción de transtioesterificación. Los genomas de los mamíferos contienen entre 30 y 40 UBCs.
3.     El paso final de la cascada de ubicuitinización crea un enlace isopeptídico entre una lisina de la proteína diana y la glicina del carbono terminal de la ubicuitina. En general, este paso requiere la actividad de una de los cientos de enzimas ligasas E3 de ubicuitina (a menudo llamada simplemente ligasa de ubicuitina). Las enzimas E3 funcionan como los centros de reconocimiento del sustrato del sistema y son capaces de interaccionar tanto con el E2 como con el sustrato.
En la cascada de ubicuitinización, la enzima E1 puede unirse con docenas de enzimas E2, que pueden a su vez unirse con unos cientos de enzimas E3 de un modo jerárquico. Otras proteínas similares a la ubicuitina (como las ULPs) también se modifican a través de la cascada E1-E2-E3. Un ejemplo son las proteínas SUMO de las que hablaré más adelante.

Al final del proceso, lo que tenemos son proteínas que llevan ancladas una molécula o varias (poliubicuitinación) de ubiquitina que les indica que deben de dirigirse lo antes posible al proteasoma.

El Proteasoma es un complejo gigantesco de proteínas presente ahora si en casi todos los seres vivos (salvo en algunas bacterias) encargado de degradar proteínas dañadas o que ya no son necesarias. No todas las proteínas que se dirigen al proteasoma o son digeridas por este, llevan el estigma de la ubicuitina, pero si muchas de ellas.

Básicamente es un barril gigantesco, compuesto por 4 anillos alrededor de un poro central por el que deben pasar las proteínas a proteolizar. Cuando llegan a la puerta del barril, las ubicuitina se acojonan y sales despavoridas, dispuestas a estigmatizar a otras proteínas más incautas.


Alguno se puede estar preguntando ¿Tan importante puede ser que las proteínas se marquen para ser degradadas? La respuesta la tienes en tu cocina. Prueba a no tirar la basura en un par de meses y verás que necesario se hace que alguien te indique donde está el contenedor más cercano. O podrás obtener una respuesta más amplia si en todo el mundo usamos todo el plástico que queremos… pero nadie lo recicla. Al final no habrá plástico utilizable para nadie. Pues algo así pasa con las proteínas de las células. No se puede permitir almacenar todo lo que se sintetiza… porque ya no hace falta y estorba, pero al tirarlo debe de reciclarlo para no quedarse sin materia prima.

Un fallo en todo este complejo de enzimas, proteínas, señalización…y el caos está asegurado. La ubicuitinación está relacionada una gran cantidad de procesos tales como:

  • Apoptosis
  • Biogénesis de orgánulos
  • Ciclo celular y división (incluida la meiosis)
  • Transcripción y reparación del ADN
  • Diferenciación y desarrollo
  • Respuesta Inmunológica e inflamación
  • Degeneración muscular y neuronal
  • Morfogénesis de redes neuronales
  • Modulación de los receptores de la superficie celular, canales iónicos y vías de secreción
  • Respuesta al estrés y a moduladores extracelulares
  • Biogénesis ribosómica
  • Infecciones virales
  • Regulación del crecimiento en plantas

Hasta para hacer transplantes, se debe poner al paciente inhibidores de proteosoma para evitar el rechazo del transplante e incluso estos inhibidores son agentes antitumorales. Aunque de momento el único en llegar al mercado es el Bortezomib, pero podrían aparecer más en no mucho tiempo.

Una variante de este proceso general de ubicuitinación es la sumoilación, Una modificación post-traduccional que tiene como objetivo unir covalentemente  una o más proteínas SUMO a un aminoácido lisina de una proteína blanco.


Se llama SUMO (Small Ubiquitin-like modifier) a una familia de pequeñas proteínas que modifican covalentemente a otras proteínas de forma similar a como lo hace la ubiquitina. Así como modificar con ubicuitina se denomina Ubicuitinación, modificar con SUMO se denomina Sumoilación. Ambas proteínas, SUMO y Ubicuitina, se unen a una misma secuencia consenso. Por lo tanto podría haber una competencia entre ambos procesos. Si una proteína es sumoilizada, no podría ser luego ubicuitinizada, a menos que antes SUMO se fuera gracias a una proteasa específica.

Hace relativamente poco tiempo, la revista Cell ha publicado el trabajo de unos investigadores argentinos dirigidos por el Dr. Eduardo Artz, describiendo  un nuevo regulador HIFalpha. Este nuevo regulador se llama RSUME (por RWD-containing Sumoylation Enhancer) es decir, potenciador de la sumoilación que contiene el dominio RWD (un dominio de unión proteína-proteína) que también es inducido por hipoxia.

Por lo tanto, en hipoxia RSUME se sobreexpresa, potenciando la sumoilación de HIFalpha, aumentando su estabilidad y escapando de la degradación. Al poder acumularse HIFalpha en el núcleo, este termina induciendo entre otros a VEGF, para que comience la angiogénesis y pueda llegar mas oxígeno a un tumor (en el caso de los proceos tumorales).

Por lo tanto, al potenciar la sumoilación de HIFalpha y prevenir su degradación, RSUME es un importante factor en la supervivencia del tumor cuando este crece y las células de su interior sufren hipoxia. Si pudiera bloquearse la función de RSUME, entonces el tumor podría detener su crecimiento.

Ahora bien, esto no es tan fácil. En un excelente ejemplo de cómo funciona el trabajo científico (o como debería de funcionar), tan solo un mes después de la publicación del descubrimiento de RSUME, un equipo norteamericano dirigido por Edward Yeh, entrega otra visión de la regulación de HIFalpha, que por lo menos parcialmente contrasta con lo conocido con anterioridad.

En estos trabajos, se muestra que es necesario que una proteasa, la SENP1, de la familia de las sentrinas, quite la proteína SUMO del HIFalpha para que sea estabilizado y pueda estimular la transcripción.  Durante la embriogénesis, uno de los activadores de la eritropoyesis es la hipoxia fisiológica que se produce durante el crecimiento del embrión. Nuevamente es HIFalpha el regulador maestro, que induce tanto la angiogénesis en procesos tumorales como la eritropoyesis en el feto.

Este equipo demostró que si la desumoilación falla, no se produce eritropoyesis normal y los embriones mueren a las pocas semanas de gestación. Por lo tanto la estabilidad de HIFalpha no se produciría mediante la sumoilación sino por la desumoilación. Es mas, según Yeh, la sumoilación de HIFalpha, promovería su degradación por vía ubicuitinación.

Por tanto, nos damos cuenta de que en demasiadas ocasiones, son las pequeñas cosas las que hacen cambiar todo. Al igual que la ubicuitina y las SUMO son capaces de regular grandes procesos como es la eritropoyesis y otros tantos, igualmente las pequeñas cosas de la vida son las que cambian y mueven el mundo.

Se me ocurre probar una cosa,… una sonrisa.

A modo de etiqueta, casi de estigma, llevar una sonrisa a una gran ciudad como Madrid. Quizás esa sonrisa lleve a otra persona a sonreír y se cree, aunque solo sea por unos instantes, una cadena de sonrisas.

Una variante puede ser un saludo gentil y amable. O si somos muy osados, un abrazo (aunque mucho me temo que para empezar puede ser peligroso y nos tomarían por locos) … tampoco se puede ir Ubicuitinizando sin ton ni son… al fin y al cabo hasta una multitud de pequeñas cosas…es una multitud. 

13 enero, 2012

De la Revolución Verde a la Transgénesis. ¿Un proceso o un cambio radical?

¿De cuantos colores puede ser una revolución? Y no, esto no es otra trampa para ver si eres sinestésico.

Existen revoluciones blancas como la revolución de las lanzas del partido blanco en Uruguay (1870-1872) “que buen rollo me da el nombre de este país”.

O el movimiento blanco, en el contexto de la revolución Bolchevique (roja) de 1917. O incluso las transformaciones socioeconómicas de carácter capitalista o modernizador emprendidas por Sah Mohammad Reza Pahlevi en Irán en los años 1960 y 1970.

Hay revoluciones que son naranjas, como la campaña de protestas, huelgas, mítines y otras acciones políticas que tuvieron lugar en toda Ucrania como protesta por el resultado de las elecciones presidenciales de 2004 por denuncia de fraude electoral.

En España sin ir mas lejos tuvimos la revolución roja, social española de 1936 o Revolución española a secas, que comenzó tras el intento de golpe de Estado del 17 de Julio de 1936 y que desembocó en la Guerra Civil Española.

Pero, ¿Qué es una revolución? Una revolución es el cambio o transformación radical y profunda respecto al pasado inmediato. Se establece la revolución como una idea cambiante debido a lo que las circunstancias ameriten en el momento, éstas pueden ser tales como económicos, culturales, religiosos, políticos, sociales, militares, etc. Además, estos cambios son súbitos y violentos o suponen una discontinuidad evidente con el estado anterior de las cosas que afecta de forma contundente a las estructuras. Y por último, esta revolución no tendría sentido sino tuviera una utopía o un plan establecido para el futuro luego de conseguir la ruptura de la estructura anterior. Si no es así, se debe hablar de evolución, transición o crisis.

Retengamos esta definición para más tarde darle cuerpo al hablar del color de revolución al que yo iba. El color verde.

Este esta revolucionao y es verde, de modo que me sirve para ilustrar el asunto.

La revolución verde es el nombre que se le dio al proceso por el cual se incrementó de una forma bestial la producción agrícola. Esta revolución, iniciada y ocurrida durante los años 40 a 70 consiste en utilizar variedades mejoradas de maíz, trigo y otros granos, cultivando una sola especie en un terreno durante todo el año (monocultivo) y aplicando para incrementar la producción, grandes cantidades de agua, fertilizantes y plaguicidas. Con esto la producción agrícola se puede mejorar de 5 a 10 veces más que con las técnicas y variedades tradicionales.

Esta revolución fue iniciada por Norman E. Borlaug quien durante años se dedicó a realizar cruces selectivos de plantas como el maíz, arroz y trigo en países en vías de desarrollo hasta obtener las líneas más productivas. Norman Borlaug, comienza con la doble cosecha anual (a dos alturas diferentes) y la selección de la resistencia a royas en el trigo en tan solo 5 años. En 1959 desarrolla los trigos semienanos y se produce el fin del mito de la variedad local. Consigue aumentar el índice de cosecha, reduciendo la parte que no se aprovecha del vegetal y por tanto aumentando este índice. Recibió el Nobel de la paz en 1970. 

¡¡¡A que tiene cara de majete el tio!!!

La revolución verde ha sido sin duda el gran cambio del siglo pasado y han sido muchos los éxitos conseguidos con ella a lo largo y ancho de todo el mundo. Solo pondré un par de ejemplos para no aburrirte.

Cuando en 1961 India estaba al borde la mayor hambruna masiva de su historia, el asesor del ministro M. S. Swaminathan de agricultura de la india invitó al Sr. Borlaug a hacerles una visita. Ya sabían del inicio de la revolución en México y Brasil e intentaban traer la metodología a la India. Gracias a Borlaug y la fundación Ford, se consiguió instaurar las semillas de trigo del CIMMYT en la zona de Punjab y el gobierno financió el desarrollo de riego y productos agroquímicos.
India pronto adoptó el IR8 - una variedad de arroz semi-enana desarrollado por el InstitutoInternacional de Investigación del Arroz (IRRI) de Filipinas (donde también se estaba probando la revolución verde), que podía producir más granos de arroz por planta cuando se cultivan con fertilizantes y riego determinados. En 1968, el agrónomo indio S.K. De Datta publicó sus conclusiones que el arroz IR8 produjo cerca de 5 toneladas por hectárea sin fertilizante, y casi 10 toneladas por hectárea en condiciones óptimas. Esta fue 10 veces el rendimiento de arroz tradicional. IR8 fue un éxito en toda Asia, y apodado el "Milagro del Arroz". IR8 se desarrolló también en la IR36 semi-enana.
Se pasó de producir 2 Tm/ha en los 60 a más de 6 Tm/ha e los 90 y el precio de la tonelada re redujo en más del 60% convirtiendo así a la India en uno de los países de mayor producción de arroz del mundo y capaz de alimentar a su pueblo

Crítica y contrapartidas

Con el avance de la revolución verde aparecieron problemas nuevos, sobre todo de almacenaje y distribución.

Las empresas multinacionales que se hicieron cargo de las semillas fueron sacando nuevas variedades propias que vendían a alto precio y cada vez se hacía más necesario el empleo de tecnología complementaria y de alto nivel tecnológico.
Con el monocultivo aparecieron problemas de plagas que antes no lo eran y por supuesto todo el proceso supuso un cambio radical en cuanto a la cultura, economía y forma de vida de aquellos lugares que iban implantando la revolución en sus tierras.

No tardaron en aparecer asociaciones y organizaciones en contra del uso de agroquímicos, la FIMAO (Federación Internacional de Movimiento de Agricultura Orgánica) explicando que
"todos los sistemas agrícolas que promueven la producción sana y segura de alimentos y fibras textiles desde el punto de vista ambiental, social y económico. Donde parten de la fertilidad del suelo como base para una buena producción, respetando las exigencias y el medio ambiente en todos sus aspectos. La agricultura orgánica reduce considerablemente las necesidades de aportes externos al no utilizar abonos, sustancias químicas, ni plaguicidas u otros productos de síntesis. En su lugar permite que sean las poderosas leyes de la naturaleza las que incrementen tanto los rendimientos como la resistencia de los cultivos".
Sin embargo la mayor oposición que se encontraron estas asociaciones y organizaciones provino del propio sector de agricultores que, viendo que su nivel de vida había subido, su pueblo tenía comida y sus familias vivían mejor, se oponían a volver a los métodos de agricultura tradicional que, por supuesto, no producían ni la cantidad ni la calidad que las nuevas variedades.

El propio Borlaug tomó opinión en el asunto y digo de su trabajo:
-          “Ha sido un cambio en la dirección correcta, pero no ha transformado al mundo en una utopía”
De los grupos de presión ambiental dijo:
"algunos de los grupos de presión ambiental de las naciones occidentales son la sal de la tierra, pero muchos de ellos son elitistas. Nunca han experimentado la sensación física de hambre. Ellos hacen su trabajo de cabildeo desde cómodas suites de oficina en Washington o Bruselas ... Si vivieran sólo un mes en medio de la miseria del mundo en desarrollo, como he hecho yo por cincuenta años, estarían clamando por tractores y fertilizantes y canales de riego y se indignarían que elitistas de moda desde sus casas les estén tratando de negar estas cosas”

El trabajo del propio Borlaug y el de muchos agrónomos e investigadores del mundo entero, ha ido cambiando el modelo de revolución verde. Conscientes de las limitaciones del sistema, se han ido creando nuevos sistemas que requieren de menor cantidad de agua, de menos agroquímicos, menos maquinaria y más producción. Los agoreros augurios catastrofistas del ecologismo se fueron mitigando por uno u otro medio y los porcentajes de muerte por culpa de los fertilizantes no fueron tan altos como se esperaban, a cambio, se estaba dando de comer a unos 1000 millones de personas más. Pero se llegó a un techo, uno insalvable.

Si se quería seguir dando de comer a tanta gente con las cantidades con que se estaba haciendo, se requería un cambio de plan. Una nueva Re-revolución verde.

En la actualidad somos más de 7.000 millones de personas en el mundo y la producción mundial de alimentos da para unos 8.000 millones, a pesar de ello, hay países donde se pasa hambre y otros donde la obesidad llega a casi el 40% de la población. Esto quiere decir que de momento el problema es de distribución, y no de producción.

Sin embargo, y aunque los problemas de distribución se solucionen,  para el año 2050 la población mundial se estima que será de unos 10.000 millones de personas. Para el año 2050 las tierras cultivables serán las mismas que hoy en día, porque ya están todas cooptadas y cultivadas. Se estima que la producción agrícola deberá de ser de más del doble de lo que es hoy en día. Y con las técnicas arriba citadas, la revolución verde y toda esa parafernalia…no se va a poder hacer.

Año 2050, playa de la concha el 3 e Enero (Si, en Enero, que el efecto invernadero sigue ahí, no lo olvidemos)

Se requiere por tanto un cambio de modelo, un cambio en la producción, y en estos momentos quien tiene la respuesta, como casi siempre, es la ciencia. En concreto la Biotecnología.

Los últimos avances en Biotecnología y transgénesis han conseguido desarrollar líneas de plantas resistentes a plagas, resistentes a herbicidas, capaces de crecer en terrenos con alta concentración de sal, con metales pesados (a la vez que los retiran del suelo), con poco agua o casi ninguna, en suelos arenosos y pantanosos, es decir, se esta consiguiendo desarrollar plantas que pueden crecer en terrenos que hasta ahora no eran cultivables, plantas que se podrán cultivar donde antes, pero sin aportarles abonos ni agua extra, porque serán capaces de absorberlo directamente del suelo. No hará falta poner insecticidas y demás recursos agroquímicos porque la planta llevará incorporado el sistema de protección frente a plagas y el sistema de absorción de componentes limitantes.

Se están desarrollando incluso plantas/vacuna. Se trata de plantas transgénicas que portan péptidos y proteínas capaces de actuar como vacunas orales para todo aquel que las consuma.

Sin embargo ante toda esta tecnología, que podría permitir un cambio de modelo de producción, hay un factor limitante, el más limitante de todos. NOSOTROS.

Se ha creado toda una cultura de demonización de la ciencia, de demonización de los transgénicos y todo lo que tiene que ver con ellos sin siquiera saber, en la mayoría de los casos, ni lo que son ni en que consisten.

A diario se escuchan respuestas como “– Huy, yo transgénicos no, que eso lleva genes”, o “Pero eso seguro que se te pasa al cuerpo y te da cancer”.

La limitación a esta tecnología por el momento es, y en este orden, la siguiente:
  1. La incultura científicos generalizada de la sociedad
  2. La ineptitud de gobiernos y los intereses creados en torno a la industria del transgénico
  3. La poca inversión en investigación que desde el sector público se hace en todos los países

No es de extrañar que los mayores avances, y por tanto, los principales problemas de estos productos, provengan de empresas privadas.

Desgraciadamente se ha dado un mal uso, en muchas ocasiones, a estos productos, y uno de los principales problemas de los transgénicos es que están bajo patentes que poseen empresas como Monsanto, Dow Agroscience, Bayer, Basta, Aventis, y ante que ella Agrevo, y antes de eso Hoechst.

Estas empresas, como empresas que son, lo que quieren en ganar dinero poco les interesa el medio ambiente, la economía local o el hambre en el mundo.

Una mayor inversión pública, llevaría a un dominio público de la tecnología y a un abaratamiento y gran distribución de ella. Pero hasta que eso no sea así, la Biotecnología es solo una herramienta, con una potencialidad infinitamente buena, o infinitamente mala. Todo depende de las manos en las que caiga.

Para terminar, recuperemos la definición de Revolución:

Una revolución es el cambio o transformación radical y profunda respecto al pasado inmediato. (La revolución verde lo ha hecho en muy poco tiempo y desde luego ha sido una transformación radical y profunda) Se establece la revolución como una idea cambiante debido a lo que las circunstancias ameriten en el momento, éstas pueden ser tales como económicos, culturales, religiosos, políticos, sociales, militares, etc. (Sin duda la revolución verde ha llevado a cambios que han afectado todos los aspectos desde el económico, el primero de todos, al militar, no pocas guerras se van a librar y se han llevado a cabo por el petroleo que mantiene la agricultura actual) Además, estos cambios son súbitos y violentos (en no más de 20 años, todo cambió) o suponen una discontinuidad evidente con el estado anterior de las cosas que afecta de forma contundente a las estructuras. Y por último, esta revolución no tendría sentido sino tuviera una utopía o un plan establecido para el futuro luego de conseguir la ruptura de la estructura anterior (Sin duda la utopía era y es dar de comer a todo el mundo, pero por suerte o por desgracia, cuando todo el mundo come, se reproduce y requiere más comida…y así sucesivamente). Si no es así, se debe hablar de evolución, transición o crisis.

Sin duda alguna, de toda gran revolución aparecen consecuencias, en ocasiones en forma de Plagas y en esta ocasión la plaga más aparente somos nosotros, los humanos. ¿No estará intentado fumigarnos la tierra con terremotos, tsunamis y volcanes?

Espero vuestros feroces comentarios. 

06 enero, 2012

2012, Recortes, Ciencia y Wonderfull World

Saludos a todos los amantes y asiduos de este ciberlugar. Sé que he estado bastante tiempo sin aportar conocimiento pero pronto volveré con más y mejores entradas.

De momento os doy la bienvenida a 2012, y os felicito el nuevo año. Pero, ¿Qué tiene de especial este año?, pues sinceramente nada que no tengan otro años, pero como es el primero que comienzo con este blog, pues va una de curiosidades.

En romano es el año MMXII. Se trata de un año bisiesto, con lo que aquellos que nacieron un 29 de febrero, por fin pueden celebrar su efeméride en su día.

El año 2012 ha sido declarado por Naciones unidas el año internacional de las cooperativas, reconociendo de este modo la contribución socio-económica que hacen estas al producir empleo, reducir la pobreza y conseguir una gran integración social. Por otra parte ha sido designado como el año Internacional de la Energía sostenible.
Hace un par de días salió la noticia “se consigue abrir un agujero en el espacio-tiempo, pero con una duración de 40 picosegundos”, Por desgracia no dio tiempo de que el DeLorean DMC-12 entrase por el agujero. Bromas aparte, si así es como empieza el año, que gran año va a ser este para la ciencia.


También se cumplen 200 años desde las Cortes de Cádiz, en concreto el 19 de marzo de este año hará 200 años de ese gran paso hacia una sociedad de pleno derecho democrático…Esto me hace pensar, ¡200 puñeteros años, y no hemos aprendido nada!, Otra prueba más de que nuestro cerebro funciona solo a medias.

Con el nuevo año, nuevo gobierno, y nuevas formas de joder a la ciudadanía. No vamos a entrar en signos políticos, porque todos tienen lo suyo y más con la escusa de la crisis, pero si quiero hacer resaltar un par de lindezas que se ha soltado nuestro gobierno actual en los últimos días.

Para empezar, ya no hay ministerio de Ciencia, bueno, ni de ciencia, ni de Tecnología ni de Innovación ni de nada relacionado con el avance científico. Ahora la ciencia pertenece al ministerio de Economía y Competitividad, dirigido por una perla en bruto que trabajó en Lehman Brothers (no sé si os suena de algo).

Algunos ejemplos de lo que se hace en España con la ciencia:

  •    Centro de Investigación Príncipe Felipe – Os dejo que os ilustréis para quien no lo supiera en esta entrada de blog de un compañero de blogoprofesión jindetres blogspotSólo os puedo decir que el que era director de este centro, ahora es alto cargo en el partido que ostenta el gobierno, y el ERE fue llevado a cabo por la Generalitat de Valencia, ¿Adivináis el partido político?
  •  La presidencia de la Junta de Castilla la Mancha, con María Dolores de Cospedal a la cabeza se ha pasado por el forro el artículo 59 de la Ley Orgánica42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de Biodiversidad y, de un plumazo, se ha cargado a todo el personal veterinario de los tres diferentes centros de recuperación en territorio manchego. Y eso que es  el más antiguo Centro de Estudios de Rapaces Ibéricas (CERI) de Sevilleja de la Jara (Toledo) que  ha logrado este año por vez primera en la historia el nacimiento en cautividad de un pollo de águila imperial ibérica (Aquila adalberti). Todo un éxito internacional que Cospedal ha destrozado, además de ser un pilar básico dentro del Plan de Recuperación de la especie. Y todo para únicamente ahorrar a la administración unos miserables 500.000 euros, un porcentaje extremadamente irrisorio del presupuesto global de dicha administración autonómica.

Veremos recortes y recortes y esperemos que la capacidad de nuestros científicos y centros de investigación sea muy alta para aguantar la dura envestida de la política de este país.

Justo cuando Science, publica que 3 de los 10 mejores aportes a la ciencia de 2011 se han llevado a cabo en España (diario información Science), La revista Nature se ve obligada a criticar el hecho de que España no invierta lo que debería en Ciencia y se haya eliminado el ministerio de Ciencia NATURE

Bueno, tomémoslo con humor como hace José Mota

                                 


Pero por suerte o por desgracia, este año 2012, será otro año más, y sucederá lo de todos los años. 
Os dejo este maravilloso vídeo acompañado del tema musical Alpha de Vangelis en el que se resume en imágenes lo que pasará en la naturaleza en un año, uno cualquiera, por ejemplo, este. 




Y por último, Os dejo un vídeo titulado Wonderful World en el que el siempre magnífico David Attenborough narra la canción de Louis Amstrong para describir maravillosamente la naturaleza.