23 noviembre, 2011

One minute fly

Hola de nuevo a todos. Esta vez se trata de responder a la curiosidad de un lector. Nuestra amiga y asidua lectora del blog Helena, nos proponía en un comentario que hizo a la entrada  El señor de las moscas esto:

-          Estoy en vilo con la veracidad de la historia de la corta vida de la mosca conservada en ámbar!!

El comentario venía a tenor de este simpático vídeo

Pues aunque me encantaría decir que esto es cierto, lo siento, no lo es. Sin embargo si que hay algo parecido, menos espectacular, pero no os dejará indiferentes.

La longevidad de un ser vivo depende y mucho de su tasa metabólica. Las células de los organismos tienen un número limitado de tandas de división y la exposición a agentes oxidantes como el oxígeno, la acumulación de errores en la división y los avatares de la vida conlleva a la inevitable senectud. Animales de gran porte, como el elefante o las ballenas azules, tienen una tasa metabólica generalmente baja. En este caso, su gran tamaño les ayuda a envejecer más lentamente, algo más de 100 años. La relación de su peso con su superficie, hace que necesiten relativamente poca energía para calentar sus cuerpos. Si tenemos en cuenta que casi el 75% de la energía metabólica que consumimos los homeotermos se dedica a calentar nuestros cuerpos, se entiende muy rápido que esto es una ventaja para vivir muchos años.

Otros animales más pequeños lo tienen verdaderamente complicado para vivir muchos años. Es el caso del colibrí. Con su pequeño cuerpecito, tienen una relación peso/superficie que hace que tenga que gastar mucha energía en calentar su cuerpo respecto a lo que puede generar su metabolismo. Si a eso le sumamos su actividad…me parece sorprendente que este pájaro pueda vivir más de un minuto. Su corazón late hasta 1000 veces por minuto (para que os hagáis una idea, el vuestro lo hace entre 70 y 90 en condiciones de reposo y hasta 170 cuando os pegáis el tute de correr, sobretodo si no estáis muy acostumbrados). Como dato curioso os diré que un huevo de colibrí abeja mide entre 8 y 10 mm y su nido es algo más grande que un dedal. 


Animales y plantas que viven muchos años los conocemos todos. La tortuga de violonchelo, el elefante africano o algunas especies de secuoyas son los ejemplos que a todos se nos vienen a la cabeza. La Tuya, por ejemplo, es un árbol que tiene una vida media de 200 a 500 años, aunque se han encontrado ejemplares que se cree que tienen hasta 1000 años (en sus lugares de origen los llaman, y con razón, los árboles de la vida).

El humano puede vivir de media unos 75 años (aunque la esperanza de vida es muy distinta en cada zona) El hombre más viejo del mundo, Habib Miyan,  murió a los 138 años (según el, porque oficialmente tenía 129). No se sabe realmente porque este hombre nació entorno a 1870 y fue testigo de 3 siglos. ¿Habrá registros tan antiguos? Según los cánones de su tierra natal, Jaipur, este hombre vivió siendo anciano 83 años de su vida.

Bajando en la escala de tiempo, los 5 años de esperanza de vida que tiene un conejo son bastante menos impresionantes, aunque en tiempo les da  para tener una prole de hasta 140 individuos por hembra.




Un hámster puede vivir entre 2 y 4 años y un ratón de campo entre 1 y 2 años. Que parece poco, pero aún estamos muy lejos de la mosca del video.

Hay peces como la Gambusia que tan solo viven dos años, pero el record Guinness se lo lleva el Gobio pigmeo (Eviota sigillata) que tan solo vive 59 días.

El camaleón vive alrededor de un año

Las libélulas y caballitos del diablo viven tan solo unos 4 meses. Aunque puede pasar en estado de pupa hasta 5 años, pero no es lo normal.

Las abejas viven unas 4 semanas, las hormigas de media unas 3 semanas pero aún hay animales que viven menos.
Los Gatrotricos viven tan solo 3 días. Desde luego no les da tiempo de hacer mucho, pero bueno, para lo que tienen que hacer, no esta mal. Se trata de pequeños animales que viven en aguas frescas y apenas superan los 0.06- 3 mm.

Pero el record sin duda, y aquí llegamos a nuestro objetivo, lo tienen los efemerópteros.

Las efémeras o cachipollas son insectos bastante primitivos. Se cuentan unas dos mil especies, y una de sus peculiaridades es que entre la fase de ninfa y la de Imago hay una fase voladora intermedia: la de subimago.
Los adultos, que nunca toman alimento alguno, poseen una vida muy corta que dura desde una hora a un par de semanas como máximo. De esta corta vida es de donde proviene su nombre, que significa que tienen una duración de un solo día.

La Efémera Dánica pertenece a la familia Ephemeridae, con presencia en España de tres especies mas: Ephemera vulgata, Ephemera lineada y Ephemera glaucops. Es una de las familias más conocidas por los pescadores a causa de su gran tamaño y la gran actividad que sus eclosiones, que suelen ser masivas, pueden despertar en las truchas.

A la Efémera dánica se la conoce como la mosca de mayo y es muy imitada como anzuelo en la pesca deportiva.

La ninfa
Las ninfas de dánica viven en pequeños túneles hechos en las camas arenosas de los ríos y de los lagos. Poseen una branquias adaptadas en el abdomen que agitan hacia adelante y hacia atrás para crear una corriente en el agua y de esta formar captar el oxigeno. El cuerpo de la ninfa macho es un tercio más pequeño que el de la hembra, que llega a medir unos 30 milímetros de largo y alcanzan la madurez después de dos años (solo para al Efémera Dánica, que es el ejemplo que he escogido, en la mayoría de las efémeras esto no dura más que un par de semanas. En primavera emergen del lecho del río y migran aguas abajo, encontrándose en este desplazamiento con su etapa más vulnerable: el ascenso a la superficie del agua para eclosionar.

El subimago
Esta etapa caracteriza a los insectos de esta especie, se trata de una fase voladora previa a la de adulto que alcanza tras la primera muda de su piel. La diferencia más apreciable entre los subimagos y los imagos es el color del cuerpo (más apagado en el subimago) y de las alas (más brillantes y transparentes en el imago). La eclosión principal comienza generalmente entre mediados de mayo y mediados de junio, pero hay variaciones regionales, comienzan a mediodía y puede transcurrir durante varias horas.

El imago
A este estado llegan después de una segunda muda. Los enjambres de los imagos masculinos forman una nube en forma de columnas, no muy lejos de la orilla del río. A estos enjambres de machos acuden las hembras para ser fertilizadas, estas son mas grandes y de color mas pálido que los machos, y sobrevuelan la superficie del agua a unos 30 centímetros posándose de vez en cuando para depositar sus huevos.
Una vez depositados todos los huevos, los imagos caen exhaustos sobre la superficie del agua, donde permanecen moviéndose hasta que mueren.


Sinceramente, se les llama efímeras, pero viven bastante Entre ninfa, subimago e Imago, su vida más corta llega casi al mes. Es cierto que los adultos pueden llegar a vivir solo una hora… pero su vida es más larga.

Se que alguno estará pensando… -Pues tiene que haber protozoos y bacterias que viven menos, porque con lo pequeños que son-. A esa gente le digo que realmente esos son los que más viven. Si tenemos en cuenta que su reproducción es asexual y se dividen por bipartición, en cierto modo son eternos. Se podría decir que las bacterias llevan viviendo en la tierra desde hace miles de millones de años, y en ese tiempo no han nacido, solo se han dividido una y otra vez.

Si sabéis de algún bicho que viva menos, solo tenéis que decirlo y lo actualizo. Espero vuestros comentarios.  

20 noviembre, 2011

¿Fue el hombre a la luna?

Saludos lectores de "Considérate pequeño para llegar a ser grande". 
Me complace enormemente presentarles la primera entrada de colaboración de uno de los más fieles lectores de este humilde y pequeño espacio. Se trata de aquel que siempre deja comentarios que empiezan, como buen código genético que se traduce a proteína, con ATG (metionina) y finaliza con AAT (codón de stop). Se trata de Eugenio L. C. que nos trae una interesante entrada con datos que respaldan el hecho de que el hombre pisara la luna por primera vez el 21 de Julio de 1969 a bordo del Apolo XI. Espero que os guste y como siempre, vuestros comentarios y críticas son bien recibidos. 

¿Fue el hombre a la luna?

Los norteamericanos Neil A. Armstrong, Michael Collins y “Buzz Aldrin” (Edwin Eugene Aldrin, Jr.) fueron los primeros en pisar la superficie lunar el 21 de Julio de 1969 a bordo del Apolo XI en el marco de la misión con el mismo nombre. Otras cinco misiones Apolo (XII, XIV, XV, XVI y XVII) llevarían más astronautas a la Luna. O al menos eso es lo que se cree.



El alunizaje de los primeros miembros de nuestra especie en nuestro único satélite natural sigue siendo un tema controvertido. Gusta hablar sobre él, y todos conocemos argumentos a favor y en contra. Vamos a subirnos a bordo del sentido crítico y tratemos de explorar los datos de que disponemos. Entonces podremos discutir.
                                                                 
La misión terminó con el amerizaje del Apolo XI en aguas del Pacífico el 24 de Julio de 1969, allí fueron recogidos por un barco de la Armada USS Hornet y declararon en la aduana de Honolulu (Hawaii):

Origen: Luna. Destino: Honolulu. Algo que declarar: Polvo, rocas y muestras diversas de la Luna. Firmado: comandante Amstrong, coroneles Aldrin y Collins. Honolulu, Hawai, 24 de julio de 1969

Tras lo que debieron cumplir cuarentena.

Hablaremos más delante de las muestras que se trajeron a la Tierra desde la Luna, pero lo cierto es que para cuando la misión había puesto fin ya se había proporcionado otra información. Esa información que hoy sigue siendo objeto de controversia y que es la primera de la que hablaremos.

Este hito histórico fue retransmitido por todo el globo desde el observatorio Parkes (Australia), que recibía la señal desde la luna, con el apoyo de la Deep Space Network (DSN), a la que también pertenecen las instalaciones del Deep Space Communications Complex (MDSCC) en Madrid (España), que sirvieron de apoyo.

 

Los numerosos vídeos de paseos selenitas que dieron Armstgrong, Collins y Aldrin por la luna están son públicos, así como las fotos  tomadas por los astronautas en la superficie lunar. ¿Tenemos motivos para creer en este material? En principio sí, pero este material visual ha sido muy utilizado por los escépticos como presuntas pruebas de fraude cometido por la NASA. Aquí recojo solo una parte de los temas objeto de controversia: los que he considerado se pueden discutir desde una perspectiva más científica y no filosófica.

Cámara de fotos: El modelo de cámara empleado entonces fue una Hasselblad 500EL/M especialmente modificada para la misión, la Hasselblad EDC. Entre las modificaciones la cámara se eliminó su revestimiento exterior,  y se selló exteriormente, dejando un acabado plateado más resistente a las variaciones térmicas en la superficie lunar. También se cambiaron los lubricantes por otros más complejos. El objetivo era ayudar a mantener la temperatura uniforme dentro de la cámara. De otra forma los carretes podrían haberse velado a elevada temperatura a partir de 50°C, o roto por cristalización a -80°C. Aún así, al final de cada misión se recuperaban los carretes, dejando hasta 12 cámaras abandonadas en la luna, esperando nuestro regreso.



Las temperaturas aproximadas de la superficie lunar van desde una mínima de -230°C hasta 125°C, con una temperatura media diurna de 110°C y media nocturna de -90°C. Las fotografías no obstante nos muestran siempre a los astronautas en zona de penumbra, entre noche y día, con sus sombras alargadas debido a la oblicuidad de los rayos del sol. Aquí la temperatura ronda los 15°C, y los carretes no pudieron velarse

Sombras dobles: De mayor controversia es el contenido de las fotos, no de todas, sino de una minoría que tampoco figura en el archivo de imágenes de los proyectos Apolo (arriba), como imágenes con sombras dobles difíciles de explicar.

Me duele incluir aquí documentos sin una procedencia fiable, pero lo haré. En una de las imágenes favoritas por los escépticos se observan sombras anchas o dobles, no tan definidas y alargadas como se esperaría y se observa en otras.

A la izquierda imagen mostrando sombras dobles, desconozco la procedencia, pero la obtuve de este blog (http://magystro.blogspot.com/). A la derecha la imagen AS11-40-5930 del archivo de imágenes de los proyectos Apolo, mostrando la sombra de un astronauta.

En todo caso no hay que olvidar que la Tierra también emite luz al espacio (por eso se ve). En torno al 38% de la luz incidente en la superficie terrestre es reflejada al espacio por el albedo pudiendo actuar como un importante foco de luz cuando la cara iluminada de la Tierra queda frente a la luna. Este fenómeno tal vez pudiese explicar las sombras que se muestran algo más difusas.

Viento: La bandera americana sí aparece en todas las imágenes fijas arrugada, como si ondease al viento (¿en un estudio?). Los vídeos no obstante muestran la bandera oscilando cuando es movida por los astronautas, pero no cuando queda inmóvil en el mástil. Una oscilación que entonces puede ser explicada por la gravedad, pero no por el viento.

Desconozco porqué la bandera llegó arrugada a la luna, pero si observáis los vídeos, veréis que son eso, arrugas fijas y no el efecto ondeante de una bandera al viento.

En definitiva existen muchos argumentos a favor y en contra de discusión muchas veces no científica sino filosófica, sin datos contrastables o reproducibles. Otros datos sí cumplen estas condiciones, y si somos medianamente científicos, no es difícil entender que la credibilidad de estos últimos estaría muy ponderada a favor frente a la

Evidencia no refutable

Retrorreflector: Aunque hayáis visto la galería de fotos que enlazaba más arriba, seguramente haya pasado desapercibida ésta.




Imagen AS11-40-5952 de la galería de fotos del Proyecto Apolo, que muestra el retrorreflector instalado en la superficie lunar en la misión Apolo XI






Se trata de un retrorreflector de luz láser que Neil Armstrong y compañía dejaron en la superficie lunar en sus coordenadas 0’67337º N, - 23’47293º E, con el objeto de poder medir con precisión la distancia existente entre Tierra y Luna en cada momento.
Por otra parte, constituye una fuerte evidencia a favor del viaje del hombre a la luna, de modo que los norteamericanos pudieron demostrar su viaje no solo al público, sino a la comunidad científica y técnica, entre la que no olvidemos,  también estaban los rusos, bien metidos también de lleno en la carrera espacial.


En efecto, cuando se hace incidir el reflector con un haz laser desde la Tierra es posible recibir la señal reflejada con sensores. Si el haz láser se hace incidir en una superficie no reflectante, como son las superficies rugosas y no metálicas del suelo lunar, la señal no se detecta.

Esquema del funcionamiento de un retrorreflector

Ésta ha sido tradicionalmente la evidencia más fuerte contra la teoría de la conspiración. En efecto, algunas fotos tomadas por los astronautas del Apolo XI pueden tener interpretaciones difíciles con argumentos a favor y en contra. El experimento del haz láser y el retrorreflector puede ser repetido una y otra vez, de forma objetiva, obteniéndose el mismo resultado.

Imágenes de alta resolución: Por otra parte, en 2009 el satélite de reconocimiento Lunar Reconnaissence Orbiter (LRO, http://lroc.sese.asu.edu/) tomó imágenes de alta resolución de los seis lugares en que alunizaron las distintas misiones Apolo, mostrando incluso las huellas dejadas por los astronautas que vivieron aquella epopeya.
Imagen del lugar de alunizaje de la misión Apolo XIV obtenida por el satélite LRO, donde se muestra el módulo lunar Antares, equipo experimental de trabajo, y el recorrido que siguieron por la superficie lunar

La imagen de mayor resolución se corresponde a la zona de trabajo de la misión Apolo XIV, que llevó a alunizar a los astronautas Alan B. Shephard, Edgar D. Mitchell y Stuart A. Roosa..

Rocas lunares: Pero no solo disponemos de la evidencia fotográfica, recordemos estas muestras de piedras y polvo lunar que se muestreó en la superficie lunar. Las seis misiones Apolo que alunizaron han traído de vuelta a la luna unos 312Kg de material lunar, y que han sido estudiadas por geólogos de decenas de instituciones científicas, y el resultado es que algunas de las propiedades de estas rocas no son reproducibles a partir de las propias terrestres: Las rocas lunares carecen de agua (al contrario que las terrestres), su superficie está literalmente bombardeada por la acción de pequeños micrometeoritos a lo largo de millones de años, y contienen isótopos de algunos elementos en proporciones diferentes a las de la Tierra.
Anortosita ferrosa lunar (feldespato placioclasa) recolectado por el Apolo XVI. Museo Nacional de Historia Natural (Washington, DC)


Volviendo a los rusos, que no dudo que culparían a la NASA de embustera si hubiese engaño detrás, trajeron con sus sondas lunares automáticas  rocas de la misma composición.


Desde el mismo momento en que la evidencia no falsable es la que aprueba de forma irrefutable el alunizaje, no solo del hombre en la luna, sino de las seis misiones Apolo, encontramos motivos suficientes para creer en ese pequeño paso para el hombre que ha sido un gran paso para la humanidad. Vosotros juzgáis.

17 noviembre, 2011

El curioso funcionamiento del cerebro II

En la entrada anterior del curioso funcionamiento del cerebro planteaba varias preguntas al comparar nuestro cerebro con el de un molusco. Planteaba que nuestro cerebro es bastante más complejo pero, ¿Funciona bien?, es decir, ¿Más complejidad lleva un funcionamiento más refinado? Pues en cierta medida sí, pero nuestro cerebro nos juega malas pasadas y funciona de una forma un tanto peculiar.
En esta nueva entrada intentaré contestar a las preguntas que nos hacía nuestro querido amigo ATG­­_Eu-biologo_AAT sobre si un funcionamiento engañoso sería beneficioso a nivel evolutivo para su portador. Comencemos hablando del neutralismo que nos apuntaba en su comentario.

Neutralismo
La teoría neutralista de la evolución molecular dice que la gran mayoría de los cambios evolutivos a nivel molecular son causados por la deriva genética de mutantes selectivamente neutros. Esta teoría fue propuesta por Motoo Kimura a finales de los 60´s principios de los 70´s, y aunque fue recibida como un argumento en contra de la teoría de la evolución de Darwin y Wallace, Kimura mantenía que las dos teorías eran compatibles. De hecho, la teoría neutralista no niega el papel de la selección natural en la determinación del curso de la evolución adaptativa, sino que atribuye un gran papel a la deriva genética.


La teoría neutralista asegura que la mayoría de los genes mutantes son selectivamente neutros, lo que significa que selectivamente no tienen ni más ni menos ventajas que los genes a los que sustituyen. A nivel molecular, la mayoría de los cambios evolutivos se deben a la deriva genética de genes mutantes selectivamente equivalentes. Kimura investigó la probabilidad de que aparezca un mutante con cierta ventaja selectiva en una población de “n” finita. En otras palabras ¿Cuál es la probabilidad de que ese gen se propague por la mayor parte de la población y se establezca como alternativa estable? Para esto Motoo encontró tres resultados:

  • Para una proteína determinada, la tasa de sustitución de un aminoácido por otro es aproximadamente igual en muchas líneas filogenéticas distintas.
  • Estas sustituciones parecen ser al azar.
  • La tasa de cambio en el ADN es muy alta, del orden de una sustitución de una base nucleotídica por cada dos años en una línea evolutiva de mamíferos.

Sobre la variabilidad intraespecífica, se vio que la mayoría de las proteínas eran polimórficas y en muchos casos sin efecto fenotípico reconocible y sin correlación alguna con el medio ambiente. De estos resultados se concluye que:

  • La mayoría de las sustituciones de nucleótidos debían ser el resultado de la fijación al azar de mutantes neutro, o casi neutros, más que el resultado de una selección darwiniana.
  • Muchos de los polimorfismos proteínicos debían ser selectivamente neutros o casi neutros y su persistencia en la población se debía al equilibrio existente entre la aportación de polimorfismo por mutación y su eliminación al azar.

Dicho esto, opino que muchas de las características de nuestro cerebro, están ahí por puro azar, sin aportar beneficio evolutivo alguno. Pero lo cierto es que existen y hay que tenerlas en cuenta. Os presento a continuación alguna.

“Déjà vu”, un fallo del cerebro

Según un estudio de un equipo de científicos del instituto de Tecnología de Massachusetts (ITM) y la universidad de Bristol (Reino Unido), liderados por el premio Nobel Susumu Tonegawa, el Déjà vu es un fallo en la capacidad del cerebro para clasificar nueva información, un problema de memoria. La situación de Déjà vu la conocéis todos. Es la sensación que tenemos cuando creemos haber vivido esta situación presente en el pasado, sabiendo que es imposible.

Muy lejos de la explicación que se daba en Matrix, parece ser que este proceso no es más que un fallo que comete el nuestro cerebro al no saber que hacer con la nueva información. El cerebro almacena de forma mecánica los recuerdos en una zona cercana a su centro, el hipocampo. El nuevo estudio afirma que en una pequeña parte del hipocampo se trabaja con recuerdos episódicos, aquellos que permiten distinguir entre situaciones y lugares similares pero diferentes, o reconocer rápidamente un rostro o un objeto. Un déjà vu es la sensación que experimenta el cerebro cuando trata de discernir si dos situaciones extremadamente parecidas son o no la misma. Se trata de un proceso que ocurre con asiduidad a edades avanzadas, pero que también sucede muy a menudo a edades tempranas.

Tonegawa declara que “Esta parte del cerebro es muy importante para el ser humano, ya que gracias a ella sabe lo que ocurre a su alrededor y puede recordarlo después”. La investigación ha sido llevada a cabo con ratones genéticamente modificados que nos disponían de la zona del hipocampo necesaria para los recuerdos episódicos. Estos roedores fueron colocados en dos jaulas diferentes: en una recibían descargas eléctricas al intentar alimentarse; en la otra, no. Los ratones que habían sido modificados no distinguían una jaula de la otra, mientras que los roedores normales si.

Fallos tangibles del cerebro

Bueno, antes que nada quiero que veáis este vídeo

Mira el video las veces que quieras, siempre tendrá el mismo efecto. El astrónomo Neil deGrasse Tyson se quejaba en una conferencia de que los llamásemos ilusiones ópticas cuando en realidad son fallos que tiene nuestro cerebro a la hora de interpretar la realidad. En realidad los rombos no tienen un color uniforme, sino que son más claros en la parte superior y se van oscureciendo gradualmente hacia abajo. Basta colocar un dedo en el medio de cada rombo para comprobarlo. La presencia de los rombos blancos arriba hace que los de la parte superior parezcan más oscuros de lo que son. Nuestra mente establece referencias entre unos y otros y hace que los veamos totalmente distintos. Es la manera en que percibimos el color y las formas lo que nos engaña. O dicho de otra forma, somos buenos con los límites y malos con los tonos. Para demostrarlo mirad este otro video donde sucede lo mismo y lo contrario, vemos los cuadros distintos hasta que le ponemos un objeto entre medias.

Fascinante ¿verdad? Podéis probar a dejar una imagen fija de la cartulina azul y poner vuestro propio dedo en el límite. El efecto es el mismo. Se trata de un efecto relacionado con el proceso de inhibición lateral que redunda en demostrar que nuestro cerebro discierne muy bien las formas, pero no tanto los colores.


Los cuadros A y B parecen completamente diferentes, ¿verdad? Pues en realidad son del mismo color (compruébalo). La explicación es parecida a los casos anteriores. Para apreciar las formas y el límite de los objetos, nuestro sistema visual realiza pequeños ajustes y tiende a ignorar los cambios graduales de luz. De este modo, la proximidad de un tono a otro hace que se confíe y que perciba los colores de un modo subjetivo. Útil para nuestra supervivencia, pero definitivamente erróneo

Otro ejemplo, en esta ocasión con el sentido del oído. Pon este video, y cuando acabe vuelve a ponerlo enseguida y cuando acabe vuelve a ponerlo tantas veces como quieras y tengas gana. Cada vez que lo vuelvas a poner, parecerá que el tono va subiendo y subiendo y subiendo sin parar. Esto se debe a que realmente es una mezcla compleja de escalas donde van todas subiendo de semitono en semitono, pero unas por debajo de las otras. Así, cuando lo pones una vez, notas que el tono sube y cuando lo escuchas de nuevo justo detrás, crees que el tono sigue subiendo donde lo has dejado antes, pero no. Es el mismo sonido todas las veces. Tu cerebro conecta e interpreta cosas de forma tal, que cuando crees estar escuchando algo…te cuesta creer que no sea verdad. (Eso deben de pensar los locos cuando se dan cuenta de que están locos claro).

Podéis encontrar más videos parecidos y con los típicos ejemplos de perspectivas aquiaquíaquíaquí y aquí

Finalizo la entrada invitándoos a ver otra página en la que explica lo que el cerebro ve cuando los ojos dejan de mirar

Y otro sobre las maldenominadas ilusiones ópticas


Bueno espero que os guste y os haga pensar un poco sobre el funcionamiento de nuestro cerebro. Cuando digamos, ¡¡¡Estoy seguro de lo que ví!!! pensadlo dos veces. 


16 noviembre, 2011

Cáncer

Cáncer es quizás la palabra más utilizada y que más asusta cuando se habla de salud y de su reverso, la enfermedad. Cáncer es el término empleado para nombrar a un conjunto de enfermedades con un denominador común; “que una célula normal pase a comportase de forma peligrosa para el cuerpo, descontrolando su división hasta formar el famoso tumor”.

Considero un verdadero atrevimiento ponerse a escribir sobre el cáncer, pues se trata de una de las enfermedades más estudiadas en la actualidad, sobre la que más se sabe y a la vez, sobre la que menos. Pero dado que se trata de un tema candente y habitual en nuestras vidas, considero oportuno traerlo a colación para explicar un poco en que consiste esta enfermedad y hablar de algunos aspectos desconocidos.

La célula es (y esto es resumir al absurdo) el elemento más simple, dotado de vida propia, que forma los tejidos de los seres vivos. Desde la famosa aseveración de “Omnis celula es celula” (toda célula proviene de otra célula) mucho camino se ha recorrido en el conocimiento de esta estructura hasta la ciencia que hoy día constituye la Biología Celular.

Una membrana de proteínas y lípidos rodea la célula y la separa del ambiente. Dentro, entre otras muchas estructuras, se localiza el núcleo que alberga al ADN, el contexto químico en el que se codifica la información del programa de vida de una célula. Cada cuerpo humano, está constituido por millones de células.

Para formar este complejo sistema de millones de células que forma el cuerpo humano desde un simple zigoto, las células deben dividirse una y otra vez, dividiendo a su vez todas sus estructuras, copiándolas y dando a cada célula hija una copia lo más exacta posible del libro de instrucciones que es el ADN.

Durante nuestro desarrollo, el número de células que se va generando por división, es mucho mayor que el número de células que van muriendo, por eso crecemos y crecemos pasando de ser pequeños niñ@s a tontos adolescentes y estúpidos adultos. Al llegar a un estado adulto, el número de células que se dividen y dan lugar a otras, son aproximadamente igual al número de células que van muriendo, por eso nos mantenemos frescos y joviales durante una gran parte de nuestra vida. Pero conforme pasa el tiempo, los mecanismos de reparación de errores comienzan a fallar, las células se dividen menos y lo hacen de una forma menos eficiente; es cuando el número de células que mueren, es mayor al de las nuevas células que nacen…y por eso envejecemos irremediablemente provocando que nuestros tejidos de sostén, ya nos sostengan apenas nada.

Como decía, en el ADN están las instrucciones que una célula debe seguir el resto de su vida, y no solo ella, sino lo que deberán de hacer sus hijas, sus nietas, y toda su descendencia hasta que el cuerpo adulto forme gametos que llevarán la mitad de la información heredada, que complementada con la otra mitad de la pareja, volverán a formar un zigoto para desarrollar otro cuerpo completo.
Las instrucciones son tan completas, que incluso determina el número de veces que una célula se pude dividir, y cuando ese número se sobrepasa, la célula no se divide más tomando entonces dos caminos; “permanecer…o morir”. Como todo sabemos, si elige permanecer no es para siempre, al final se muere igual.

Cuando una célula se hace vieja, comete errores. Esos errores en forma de mutación son casi siempre eliminados por el cuerpo y nuestro sistema inmune se encarga de retirar los restos de nuestras pobres y ancianas células. Pero algunos errores no llevan a la muerte, sino a cosas bastante raras como una división desenfrenada rápida e imparable. Cuando estas células se descontrolan se denominan células cancerosas. No es que las instrucciones dictadas por ADN se hayan modificado, las instrucciones son las mismas. Pero digamos que de alguna forma, la célula se las salta a la torera y activa una serie de mecanismos y proteínas como la Telomerasa, que alarga sus vidas de forma indefinida manteniendo las células en un estado repetitivo de división y no diferenciación. 

Estas células vuelven a un estado indiferenciado, y se dividen tan rápido que no les da tiempo a decidir nada, ni dar lugar a un tejido concreto antes de volver a dividirse. Forman entonces cúmulos de células sin forma definida que se amontonan, presionan o bloquean a otros órganos y les impiden realizar su trabajo. Es el denominado tumor.

Si alguna de esas células consigue acceder a alguna vía de transporte como es el sistema linfático o la sangre… se libera y puede instalarse en otro lugar del cuerpo distinto al de su lugar de procedencia. Se llaman entonces células invasivas. Y si son capaces de instaurarse en ese otro lugar y forman otro tumor, nos encontramos de este modo con un proceso de metástasis. Nuestro sistema inmune intenta luchar contra estas células y suele destruirlas así separadas del resto cuando viajan, pero si alguna sobrevive, contra un tumor poco tiene que hacer nuestro sistema inmune. Al fin y al cabo, las células son nuestras y nuestro sistema inmune esta educado para no atacar a sus semejantes.

Pero, ¿Qué puede producir el cáncer? Se trata de una enfermedad multifactorial en la que todo incide y la mejor forma de evitarlo es la prevención y la detección precoz.


Uno de los cánceres más comunes y conocidos es el cáncer de mama. En España se diagnostican cada año unos 60 nuevos casos por cada 100.000 mujeres y 1 de cada 350.000 hombres. Aunque provoca alrededor de 6000 muertes al año, la media de supervivencia de las personas con cáncer desde las primeras lesiones precursoras es de 15 años, ascendiendo a 30 para los casos con tratamiento. Las fases subclínicas (sin sintomatología) duran unos 3 años y son diagnosticables con revisiones periódicas en un 98% de los casos; periodo durante el cual el tratamiento puede llegar a ser 100% efectivo. Por eso, el mejor tratamiento es el diagnóstico precoz con una simple mamografía, mas aún en los casos de las personas que tengan antecedentes familiares.

Cáncer de Mama

Generalmente los tipos de cáncer de mama se clasifican de acuerdo a tres factores:
  1. El sitio en el que se originó el carcinoma o tumor
  2. El grado de invasión
  3. La apariencia de las células vistas bajo un microscopio

El cáncer de mama se clasifica en los siguientes tipos:
  • Carcinoma in situ – In situ significa en el sitio. Es un tipo de cáncer que no invade en profundidad y se considera susceptible de ser curado mediante una simple extirpación tumoral. Está ubicado en los conductos de los lobulillos, no se ha extendido al tejido adiposo cercano al seno, ni a otros órganos del cuerpo. No invade los vasos sanguíneos ni linfáticos, es decir, no provoca metástasis. Hay dos tipos de Carcinoma in situ.
    • Carcinoma lobular in situ (CLIS) – También llamado neoplasia o tumos lobular. Se origina en los lóbulos o lobulillos de la mama (las glándulas fabricantes de leche). No atraviesa las paredes de éstos por lo que generalmente no se convierte en cáncer invasivo. No obstante, existen casos en los que sí puede desarrollarse y convertirse en un carcinoma lobular invasivo.
    • Carcinoma ductal in situ (CDIS) – También llamado carcinoma intradural. Es el tipo más común de cáncer no invasivo de mama que existe, en el cual hay presencia de células anormales en el revestimiento de un conducto de la mama. En este caso las células cancerosas no se propagan a través de las paredes hacia el tejido adiposo del seno. El tratamiento incluye cirugía o radiación, que generalmente son favorables a la cura del padecimiento. No obstante, si no se tratan a tiempo pueden convertirse en invasivos.
Mientras que CLIS es solo un marcador de un futuro cáncer, el CDIS es predictor de un cáncer invasivo futuro.

Otros tipos conocidos:
  • Carcinoma ductal infiltrante (o invasivo) – Se origina en las glándulas productoras de leche. Puede extenderse hacia los canales linfáticos o a los vasos sanguíneos del seno y distribuirse a otras partes del cuerpo. Este es el tipo de tumor más común en el cáncer de mama.
  • Carcinoma lobular infiltrante (o invasivo) – Originado también en las glándulas productoras de leche, se estima que entre un 10 y 15 % de los cánceres invasivos son de este tipo.
  • Carcinoma medular – un 5% de todos los cánceres de seno son de este tipo. En él, las células cancerosas que se encuentran agrupadas y en los bordes del tumor existen células del sistema inmunitario que sirven para atacar y destruir las células anormales, así como a otros agentes extraños como bacterias o virus.
  • Carcinoma Coloide – Está formado por células que producen mucosidad. Se Le denomina carcinoma mucinoso. Pertenece al tipo de cáncer ductal invasivo y tiene un pronóstico favorable al tener menos probabilidades de propagación que el cáncer ductal invasivo o el lobular invasivo.
  • Carcinoma tubular – es un tipo de ductal infiltrante con menos probabilidad de que se propague fuera del seno. 2% de los cánceres.
  • Cáncer infiltrado de mama – no es muy común y cursa con piel enrojecida y caliente, con la apariencia de una cáscara de naranja. Las células cancerosas bloquean los vasos linfáticos de la piel, es decir, que no se trata de una simple inflamación. Su pronóstico no es alentador y tiene muchas probabilidades de propagación

Con la presentación de algunos tipos de cáncer de mama quiero hacer ver una cosa. Y es que la mayoría se curan. Con las adecuadas revisiones a tiempo, la radioterapia, quimioterapia y cirugía, la gran mayoría de estos cánceres se curan. Por eso, cuando una madre, una abuela, una tía o simplemente un conocido te diga entristecido que tiene cáncer, contéstale con una sonrisa y dile que todo saldrá bien, de hecho, es lo más probable.

Hay estudios que demuestran que una buena actitud ante la enfermedad, incrementa las probabilidades de superarla hasta en un 80%. A nadie le es ajeno que una depresión puede ser el origen de un empeoramiento de cualquier enfermedad. Esto es particularmente cierto en el caso del cáncer.

Una buena dieta equilibrada, el deporte, una vida sexualmente activa y mantener un estado de ánimo feliz y positivo ayuda a prevenir y superar la enfermedad.