07 septiembre, 2012

El Paleofuturo. Estar siempre a la Vanguardia


Si os dais una vuelta por cualquier ciudad de la geografía española os podréis encontrar con entes como este:


Son los denominados gafapasta, modernillos o como yo los llamo “como vestirte con el armario de tu abuelo sin gastarte un duro en na”. Eso creía yo hasta que el otro día pasé por Zara con mi chica y vi que esa ropa se vende y no precisamente barata (eso si, nunca tienen tallas mas allá de la XL).


Woody Allen, el primer gafapasta de todos.

Y es que las modas vuelven. Y vuelven una y otra vez. Cuando yo tenía algo así como 13 años se volvieron a llevar durante un tiempo los pantalones de campana, aquellos que mis padres hace algunos años más llevaban a juego con camisas de estampados y hombreras en las chaquetas.



Si, algo así. Aunque no se muy bien a que viene el maquillaje blanquecino a lo draculín.
Y diréis, ¿A que viene todo esto?, ¿Ya se le ha terminado de ir la olla a este chico?. Pues estoy a punto, pero aún aguanto.

Todos conocemos los famosos ebook o libros electrónicos. Se trata de versiones electrónicas o digitales disponibles en la red o en otros formatos electrónicos. Estos libros electrónicos se pueden leer en un denominado e-reeder (aunque por extensión, la cultura general ha llamado ebook o libro electrónico tanto al cacharro como al documento).

Pero ¿Y si os digo que esta idea ya la ideo hace muchos años Thomas Alva Edison?


Este estadounidense empresario y prolífico inventor que patentó más de mil inventos, pareció no haberse dejado nada en el tintero. Su primer invento fue un contador de votos mecánico que fue amablemente rechazado con una apisonadora frase. “Joven, si hay en la tierra algún invento que no queremos aquí, es exactamente el suyo. Uno de nuestros principales intereses es evitar fraudes en las votaciones, y su aparato no haría otra cosa que favorecerlos.



Tras ese primer fracaso no se rindió e inventó el fonógrafo, perfeccionó la lámpara incandescente (no la inventó el no). Estableció los fundamentos de la válvula de la radio y de la electrónica con el denominado efecto Edison. Con su vitascopio se acercó mucho al modelo de cinematógrafo de los hermano Lumiére, pero si usó su invento para otra cosa. Hacer el primer Ebook de la Historia.

En 1935, la revista Everyday Science and Mechanics publicó un diseño anónimo para un primitivo sistema de lector electrónico de libros. La revista indicaba que, a la vez que se leía el libro (impreso en un microfilm), se podía escuchar música. Edison ya predijo que algún día los libros dejarían de ser impresos en papel para pasar a formatos más económicos y cómodos. 


No se si Edison llegaría a utilizar sus sistema mientras escuchaba música clásica, pero desde luego es increíble darse cuenta de cuán antiguo puede venir una invención.



2 comentarios:

  1. ¡La hostia! No sólo me entero ahora de que la bombilla incandescente no la inventó Edison, sino que además ideó antes que nadie esa magnífica herramienta con la que me entretengo mientras voy en el tren.

    Con lo de “cómo vestirte con el armario de tu abuelo sin gastarte un duro en ná” me he partido de risa a base de bien XD.

    Felicidades por el blog :)

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por el Comentario Aurea. Al final estas entradas curiosas y chorras son las que más molan tanto de hacer como de leer.
    Espero verte a menudo por aquí. Prometo más gaps de humor. jeje

    ResponderEliminar

Trazas de Comentarios