12 noviembre, 2012

Los becarios de investigación no ganamos para sustos

Bueno casi debería de poner los pre-becarios-que-algunos-no-lo-serán no ganan para sustos. 



No se me ocurre mejor imagen que el pensador de Auguste Rodin (del que hoy se cumple el 172 aniversario de su nacimiento) para hacer una reflexión sobre las becas de investigación y el sistema de investigación y becas en general.

Primero me gustaría que dieran un vistazo a estas dos páginas del BOE


Lo primero que debería de llamar la atención una vez leída la primera es que a estas alturas de año, los futuros becarios FPU aún no saben si definitivamente lo serán o no. Pero hay otras muchas diferencias que merece la pena explicar.

La primera y muy importante es que si bien a fecha de 25 de Abril de 2012 el número de becas era de 950 (19 para discapacitados, hasta 50 para extranjeros y el resto para los incautos que se quieran meter en este fregao) con un presupuesto de cerca de 72 millones y medio de euros, a día de hoy el presupuesto ha bajado en casi 13 millones de euros y el número de becas es 800 (16 para discapacitados, 50 para extranjeros y unas cuantas menos que antes para los incautos).



Esto represente 150 becas menos en una fecha en la que los becarios ya deberían de estar incorporados en sus puestos de trabajo (porque no nos equivoquemos, es un puesto de trabajo remunerado, mal, pero remunerado). Se trata de gente que lleva muchos meses esperando, que han acabado sus carreras y en muchos casos sino todos han acabado también sus años de master y ahora llevan, en el mejor de los casos, 5 meses esperando una beca para investigar (digo en el mejor porque en el resto de casos pueden llegar a llevar años esperando). El recorte ha sido de 13 millones de euros que 150 NO estudiantes de doctorado NO recibirán. Eso son más de 80.000 euros per cápita que un estudiante NO recibirá y así hasta 150 estudiantes (tampoco iba a recibir más de 60.000 en 4 años… pero bueno).



Según el segundo enlace que os he puesto, la razón se debe a un recorte de más de 600 millones de euros que se han recortado “equitativamente” entre todos los departamentos ministeriales. Sin embargo sabemos que de la palabra "equitativo" nuestro gobierno tiene un concepto un poco raro. Entre recortes en educación, en investigación, en el sueldo de los funcionarios, en el dinero de cultura, etc… a estos estudiantes, centros, investigadores y proyectos se le ha recortado ya casi 10 veces más que a los toros o la religión y muchos millones de veces mas que a los bancos a los que se dedican a salvar a diario. Pero continuemos.

El recorte no solo afecta al número de becas sino también al número de ayudas para estancias breves en el extranjero.

Según el BOE primero que os he puesto, en el apartado de derechos del presunto becario (los llamaré presuntos a partir de ahora porque aún no está demostrado que lo sean) dice que tiene derecho a solicitar una estancia breve de un mínimo de 2 meses, un máximo de 4 meses y un máximo de 9 meses en total repartidos en 3 estancias. Pues bien, deberían de añadir que ese derecho solo lo tiene el 50% de los becarios presuntos, que es el número de ayudas a la movilidad que se han publicado. Tan solo 500 ayudas a las estancias cortas (no es el 50% de 800, pero si lo es de los 950 del año pasado y del anterior ¿2010? No, 2009) un total de 1900 personas que tienen “derecho a irse” de estancia pero solo a medias porque no hay tantas ayudas para todos.

Algún incauto pensará que bueno, este es solo un programa de ayudas para hacer la tesis y que hay otros. Pues ese incauto recibirá una tremenda colleja a través del espacio-tiempo porque la cosa no pinta mejor.

Los becarios de Formación de Personal Investigador (FPI) de este año, que deberían de haberse incorporado en Agosto, Septiembre, Octubre o Noviembre… a fecha de 12 de Noviembre no se han incorporado y no saben hasta cuando no podrán hacerlo. Los supuestos seleccionados saben que tienen la ayuda porque están los primeros en la lista de candidatos. Sin embargo nadie les puede decir cuando se podrán incorporar (y lo peor… donde). Son otros tantos estudiantes que llevan meses o años esperando unas ayudas que no llegan.


El 3 de Febrero del presente año 2012 se publicaba en BOE felizmente que se concederían 1020 ayudas FPI con un presupuesto algo más modesto que las FPU  con poco más de 80 millones de euros.

A mediados de este año comenzamos a tener problemas de impuntualidad en el pago de las ayudas (en concreto aquellos que nos encontrábamos en fase de beca) con el retraso de casi un mes en el cobro de las nóminas correspondientes a Junio y con "miedete del bueno" con respecto a las correspondientes a Julio y Agosto.

Por suerte todo se solucionó gracias a las iniciativas del FJI y de un grupo de Becarios de Madrid que movilizaron a las masas http://becariospain.blogspot.com.es/ llegando incluso a hablar con la mismísima secretaria de estado Carmen Vela. 

Fue una reunión de lo más distendida en la que el menda de mi persona y 3 locos más nos presentamos en la sala de reuniones para tratar de casi todos los temas que nos interesaban con la Sra. Carmen Un resumen y fotos en esta entrada  (No salgo en las fotos porque yo hice las fotos... ¡Tu te crees!.

Cuando pensábamos que los sustos habían parado, nos llega el gobierno con la noticia de que van a retirar las pagas extra de Navidad y de repente algo que NO debería de afectar a presupuestos ya cerrados y aprobados… ZAS en toda la boca y se aplica a los becarios.



Para quien no lo sepa, un becario FPI cobra unos 1142 euros brutos al mes en fase de beca y 1173 (menos las retenciones) en fase de contrato, pero en esa fase se cobran 14 pagas en lugar de 12. En teoría un becario FPI tiene asignados en fase de contrato uno 21.500 euros al año de los que no puede recibir menos de 16.422 (1173 x 14). Sin embargo al no recibir la paga extra de Navidad, ese mínimo pasa a ser una asíntota o un mínimo local…y se queda en 14.846 euros/año.

Esto es especialmente grave sobretodo si tenemos en cuenta que solamente se aplicará a unos si y a otros no. Por ejemplo, en el CSIC se va aplicar pero no en algunas universidades (según testimonio de becarios de esas universidades… pero no quiero citar aquí a ninguna por si acaso).

Por último y viendo lo que pasa con las becas FPI y FPU hay que preguntarse por otro tipo de becas para hacer el doctorado… porque solo con esas parece chungo.

Existen las denominadas JAE-pre.

Se trata de ayudas con cargo a proyectos para realizar una tesis doctoral en centros del CISC. ¿Y cuántas becas hay de esas? ¿1000?, ¿han recortado y solo hay 800?... PUES NO… SOLO HAY 8. Si señor, no me he equivocado, solo 8, sin mas ceros. Y encima dos de ellas son para el mismo grupo.

Existen otros planes de ayuda para realizar doctorado como son las becas de Excelencia de la junta de Andalucía (de las que cada año hay menos) y otras autonómicas (que si el gobierno central está chungo… no hablemos de las autonomías).

En definitiva un panorama terrible pero ¿Es que solo se puede hacer doctorado si se tiene una beca? Pues claro que no. Te pueden contratar para hacer una investigación o contratarte para otra cosa mientras haces una investigación. Si pasado un tiempo eres capaz de presentar un proyecto de doctorado con resultados y este es evaluado positivamente por una universidad… pues puedes presentar el doctorado. Pero seamos sinceros, hay pocos proyectos y grupos que se puedan permitir el lujo de sacar un contrato solo para investigar y que encima lo dediquen a un recién licenciado pringaillo.

Otra opción es trabajar sin cobrar... Pero lo siento mucho ¡ESA NO ES OPCIÓN!

Sinceramente opino que el sistema de becas es un sistema en decadencia en el que se invierte poco considerando que no es importante, PERO NO HAY UN MERCADO LABORAL EN EL QUE INMISCUIRSE EN ESPAÑA SI TE QUIERES DEDICAR A LA INVESTIGACIÓN. La propia Carmen Vela ha dicho que prefiere abogar por menos becas pero de calidad y excelencia (le daba un mamporro al tontolnabo que inventó eso de la excelencia...)

El propio concepto de becario esta hasta mal visto. La semana pasada una persona (mas bien una institución) me escribió para felicitarme a mi y mis compañeros por las acciones emprendidas ante los retrasos de los pagos de las FPI y para darle difusión al blog que creamos en su momento. Sin embargo me llamaron la atención sobre la idoneidad o no del uso del término BECARIO.

Es bien cierto que en la actualidad un becario o una beca tienen una connotación a pringadillo y explotable que no tiene nombre… pero eso no es por las becas o los becarios en si, sino por el mal uso de estos dos términos.

Según la RAE, una beca es una subvención para realizar estudios o investigaciones y por tanto becar es sufragar o conceder a alguien una beca o estipendio para estudios. Ese alguien por tanto es el becario (Supongo que el estipendiado es una palabra mas fea aunque totalmente correcta).

Entonces ¿Porqué no se tiene buen concepto de las becas? Pues por su mal uso. Unas prácticas no remuneradas… no son beca. El trabajo en una empresa, sino se recibe formación o se hace investigación… no es una beca. Las prácticas en si son eso, prácticas y no becas porque la persona que las recibe no aprende y/o investiga sino que practica lo que se supone que ya sabe hacer. No cabe duda que la capacidad formativa de estas actividades es altísima… pero una beca tiene que cumplir los dos requisitos… remuneración + aprendizaje o investigación.

En un sondeo por twitter me dieron varias respuesta a colación de este tema. Pero la que más me gustó viene de una buena amiga mía que hizo la siguiente reflexión y que comparto totalmente:

Yo creo que una beca, a mi entender, es algo que esta muy bien visto. El problema esta en aquellas empresas que llaman "becas" a trabajar gratis durante un tiempo limitado, y encima hay que darles las gracias porque te están dando una "beca", pero CUIDADO! es totalmente una estafa, no entienden que una beca está para "formarte" en aquellas instituciones que imparten un tipo de enseñanza que tú no te puedes permitir económicamente. Es decir, una beca te ayuda a crear el conocimiento básico y necesario para poder pasar al siguiente nivel que es "aplicarlo". Y es en este segundo nivel donde las empresas se lucran, diciendo que asi obtienes experiencia...pero no! la experiencia es algo que aprende uno por sí solo y sin ayuda de nadie, ante las circustancias que le impone su vida, de manera que los empresarios no tienen derecho de usar la palabra beca, a no ser que dispongan de un periodo formativo a cargo de personal cualificado en enseñanza, y no el encargado de sección. 
La cosa empeora cuando quien está ofertando la beca, se cree que te está haciendo un favor y te trata como un esclavo, de ahi lo de "becario precario", pero bueno es un mal que no le deseo a nadie, pero gente imbécil la hay en todos lados. Por ello me gustaría hacer un llamamiento al buen uso de la palabra becario, que es algo por lo que mucha gente lucha de manera que no puede estar ni mucho infravalorado. Yo he sido becaria en muchos aspectos en mi carrera formativa, y estoy muy orgullosa de ello!  (Cristina Rodriguez, Madrid 2012)


Llego a la conclusión por tanto de que lo que falla no es el hecho de llamar becarios a los becarios sino el concepto que de estos se tiene y la falta de conocimiento (o la intención de olvidar) lo que es una beca. Debemos recuperar el buen nombre y prestigio que supone recibir una beca porque no las regalan precisamente ni se venden en los mercadillos. Recibir una beca y más una buena beca es harto difícil y debería de ser reconocido como debe.

Bueno, lo voy a ir dejando aquí porque para una vez que hago una entrada de corte más social que de costumbre… no quiero pasarme. Saludos a todos y suerte en el proceso a los estudiantes. 

4 comentarios:

  1. Mi más sincera enhorabuena!!!

    Varias cosas que decir... Primero darte las gracias por este post, y por toda la movida de detrás: no tenía ni idea de la movilización para ver a Carmen Vela.

    Comparto la definición de beca. Me gustaría añadir que NO se puede trabajar gratis, a no ser que tus padres sean millonarios, porque de alguna manera hay que sacarse la seguridad social y con lo que vivir. Además, yo no he podido trabajar estos meses porque necesitas "seguro" por si te pasa algo en el laboratorio, y puesto que no me contratan ni soy ya alumna de nada... Una mierda! A esto se suma que no he conseguido puesto de trabajo por priorizar hacer el doctorado (para el que a día de hoy no sé si tengo beca).

    Un análisis estupendo!!! Me ha hecho pensar que el problema viene de más lejos, y que no sé si hemos elegido a cortos para que nos gobiernen (que conste que yo no :P) o es que es difícil hacer las cosas bien.

    Hala! Ya me he desahogado, y que conste que no estoy tan cabreada como en otros momentos (véase el blog del dr Litos, por ejemplo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compañera no es para menos que estar cabreado y lo peor es que es el sistema al completo el que está temblando. Menos proyectos, menos becas posdoctorales, menos dinero para los centros estatales, universidades, centros de investigaicón publicos y privados... todo tiembla.

      De modo que estás en tu derecho de cabrearte pero sobretodo... demostrar tu indignación en manifestaciones, escribiendo publicamente y directamente a los ministerios y a todo el mundo. No podemos dejar que se rian de nosotros y pasar olimpicamente. Se de buena tinta que si nos movemos todos... se pueden conseguir muchas cosas.

      Animo y suerte que ya he visto que hoy tampoco. Ahora dirán que es culpa de la huelga.

      Eliminar
  2. Bueno, pues mi cabreo aumenta por momentos. Esto empieza a recordarme cuando mi suegra se lamenta diciendo que lo último que esperaba en esta vida, era que sus hijos fuesen a pasar más penurias laborales y condiciones de vida peores que las que a ella le tocó vivir. Llevándolo al campo de la investigación y poniéndome en modo abuelo cebolleta, cuando empecé en esta locura hacer la tesis era masoquismo, que te diesen una beca era un chollazo, pero en ciertos momentos algunos cambios daban la impresión de que la cosa estaba cambiando y avanzando: empezamos a cotizar, los centros se equiparon mejor, incluso ya se decía que no era imprescindible emigrar para hacerbuena ciencia en España. Y hete aquí, que tras doctorarme me encuentro con que las nuevas generaciones están pasando más precariedad de la que yo me encontré, acercándose a lo que me contaban los "viejunos" de mis tiempos, que trabajaban gratis y buscaban laboratorio como quien busca dónde refugiarse un día de lluvia.

    Me cabrea y mucho. Porque el rumbo que llevábamos era bueno, las cosas se empezaban a hacer como tocaba, y esta mierda de mundo actual no tenía porqué frenar precisamente el avance científico y tecnológico.

    Y lo que más me molesta no es que sea lo que me da de comer; soy un tipo inquieto y tengo las cosas claras, y si hace falta trabajar el campo como siempre dice Banchsinger, pues así me ganaré las habichuelas. Pero me indigna esta crsisi ideológica y de valores, esta demostración de que A LA MAYORÍA no le importa no sólo la ciencia, sino la educación, el progreso, y son tan burros o tan indecentes que tampoco les afecta ver cómo UNA GENERACIÓN ENTERA de jóvenes preparados e ilusionados pierden la fe en su país, en sus políticos y en su sistema educativo.

    A mi, personalmente, me avergüenza que mis hijos crezcan en un mundo así. Porque no nos engañemos, aquí hay que repartir a todos, y los científicos de las altas esferas que han permitido que se llegue a esta situación tienen parte de culpa. Somos un colectivo que lo tiene a huevo para organizarse y protestar de manera enérgica y efectiva, si nos asociásemos con los educadores y sanitarios de este país haríamos un frente imparable, pero no, mejor esperar a que pase el temporal y si hay suerte, podremos dirigir tranquilamente nuestros laboratorios, vacíos, pero nuestros al fin y al cabo. Deben de pensar algo así, si no, no me lo explico.

    Mucho ánimo, suerte y todo lo que haga falta. Pero tristemente, si sois jóvenes y no tenéis ataduras, no os penséis mucho emigrar porque vuestro país no os valora ni os aprecia. Yo seguiré luchando desde aquí, mientras pueda.

    Gracias por el detallado resumen, es deprimente pero estas cosas hay que saberlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le decía a Uuq tienes todo el derecho y la libertad de cabrearte (ahora que aún no han limitado del todo las libertades).

      Tienes razón. Es deprorable que las generaciones pasadas vean con miedo y escepticismo el futuro cuando lo lógico sería ver lo actual mejor que lo pasado. Supongo que es la consecuencia de estar en el momento del proceso en que vamos bajando desde un pico máximo (no muy alto) de inversión. No solo estamos en tiempos de vacas flacas... sino que el día de mañana no habrá semillas para sembrar y alimentar a las pocas vacas que aguanten (que conste que no estoy llamando gordo a nadie).

      El sistema está siendo tan esquilmado que no va a haber forma de remontar en un futuro ni cercano ni lejano.

      Lo peor de todo es no saber cual sería la solución porque cuando sabes o tienes idea de por donde puede ir la solución... luchas para conseguirlo. Pero ahora mismo las ideas que se me pasan por la cabeza casi todas van por la lucha armada (Con un par de dosificadoras en las manos cargadas de bromuro de etidio listo para encharcar ojos).

      Solo nos queda seguir luchando con los pocos medios que tenemos y protestar, escribir, dejar clara nuestra postura y volver a luchar una vez mas.

      No te vengas abajo Dr. la gente como tu es la que ha mantenido lo poco que nos queda de sistema. Animo.

      Eliminar

Trazas de Comentarios